Todos los horarios
A&EXTRAS

Dan por un muerto a un preso y despierta antes de la autopsia

Eran las 8 de la mañana del 7 de enero en el Módulo 8 del Centro Penitenciario de Asturias, en España, cuando los guardias comenzaron su recorrida. Todos los presos habían salido de sus celdas menos uno: Gonzalo Montoya Jiménez.

 

Lo encontraron sentado en una silla inconsciente y sin muestras aparentes de violencia, por lo que fue alertado el servicio médico de la cárcel para que comprobaran su estado.Allí, en esa celda lo declararon muerto: no tenía pulso.

 

Tras hacer las comprobaciones oportunas, el juez ordenó el levantamiento del cadáver, que fue trasladado por los servicios funerarios al Instituto de Medicina Legal para someterle a una autopsia y revelar así las causas del fallecimiento.

 

 

A su vez, las autoridades pertinentes dieron la noticia a los familiares del recluso.

 

Cuando el cuerpo del preso llegó a las instalaciones, el equipo forense escuchó ruidos en el interior de la bolsa y descubrió para su horror que aún se encontraba con vida. Una ambulancia lo trasladó de inmediato al Hospital Universitario Central de Asturias, donde permanece ingresado custodiado por la Guardia Civil.

 

Su familia explicó que Montoya Jiménez ya había tenido ataques de epilepsia y sospechan que esta enfermedad puede estar relacionada con este insólito suceso.

 

El preso, condenado por un delito de robo de chatarra, tiene una medicación prescrita para controlar los síntomas de la enfermedad, pero su entorno teme que no la haya tomado de forma adecuada durante las últimas semanas.

 

No dejes de ver FRONTERAS PELIGROSAS: ESTADOS UNIDOS, por A&E.

 


Fuente: http://www.lne.es
Imagen:  Shutterstock